La conducta de un corazón arrepentido

La conducta de un corazón arrepentido                                                  Salmo. 51

Introducción.

Nuestra biblia tiene seseta y seis libros. Pero podiamos decir que tiene Setentas.

¿Como es esto?…Es una pregunta que podiamos decir trampa.

Lo que me estoy refiriendo es que el libro de los salmos comprende en realidad cinco libros; y en estos cinco libros hay ciento cincuenta salmos.

Dieciocho son de David; Ochos de los dieciocho son autobiograficos; siete de los ocho son de penitencias; y uno de dichos salmos de arrepentimiento. El cual hemos leido.

I. Su estrutura.

La estrutura del salmo 51 es maravillosa. En los versiculos uno y dos, David utiliza tres palabras para pecado: rebelión, maldad, y pecado; y tres también para limpieza: borra, lava y limpia. Tres veces hace menciona el quebratamiento (versiculos 10, 11 y 12).

II. Paralelismo del rey David con los gobernantes de hoy dia.

Si dejasemos a los politicos y reyes de nuestros días, y esto hubieran cometido adulterio y asesinato como el caso de David, habrian dicho que se encontraba “por encima de la ley”…

Quizas o tal vez hubiera acometido contra Betsabé, cualquiera de estos mandatarios de nuestros días, con algun real decreto u otro tipo de ordenaza.

Los Diez Mandamientos. Éxodo 20. Dt. 5.1-21 (abreviados): 1- No habrá para ti otros dioses delante de mí. 2- No te harás a ti ningun ídolos o dios. 3- No tomarás el nombre de tu Dios en vano. 4- Acuérdate del día de reposo para santificarlo 5- Honra a tu padre y madre. 6- No matarás. 7- No cometerás adulterio. 8- No robarás 9- No darás falso testimonio. 10- No codiciarás nada que sea de tu prójimo.

Quizas habria abrogado el Séptimo mandamiento.

Lo estamos aplicando al caso de David, pero hoy dia la ley moral de Dios se esta resintiendo, por todos lados y en algunos paises se a quitado del sitios publicos, los diez mandamientos o decalogo. Atravez de ellos podemos ver la necesidad de un salvador.      ¡ No sera que Dios nos señala las faltas y el hombre quiere silenciar a Dios !.

Seguimos con David.

Si algun mandatario de nuestros día, viene un Natán en la mismisimas condiciones a un rey o gobernante. Y le dice lo que le dijo al rey David, Natán. (Lo podemos leer: 2 Samuel 12: 1-22).

En las misma circustacias, habría cesado a Natán.

Y luego lo desprestigiarian, en los medios de comunicación. Lo podrian de palabrero, de intolerante, de retrogrado, de fanatico religioso, lunatico.Y…

III. La actitud de rey David.

El rey david cuando viene la Palabra del Señor, por boca de Natán, no tiene una codición rebelde, ni algo que se le parezca.

El salmo 139, expresa: Versiculos:. 23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; 24 y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.

En el salmo 51, nos descubre su corazón a Dios:

Versiculo 9: “Esconde tu rostro de mis pecados, Y borra todas mis maldades”

Se ve un hombre con su culpa, y el peso sobre su conciencia.

Hay cierto comentario, a los salmos de David y dice:

El salmo 139 lo escribio con osadía; y ahora, el cincuenta y uno lo compone con quebrantamiento. El salmo 23 lo compuso tocando las cuerdas de su arpa; y el cincuenta y uno lo hace pulsando las de su corazón.

David un hombre confesando…

El salmo 51 es dolorosomente personal:

Vrs.7 y 8. ” Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve. Hazme oír gozo y alegría”.

Dice Leonardo Ravenhill :

” La gran necesidad de la hora es que el Espíritu Santo descubra el corazón humano, tanto de los creyentes como de los incrédulos. El Espíritu de Dios es: el Espíritu de Verdad que convence del error; el Espíritu de Fuego, que convence de friardad; el Espíritu de Amor, que convence de enemistad; el Espíritu de Libertad, que convence de esclavitud; el el Espíritu de Dios, que convence de la deprevación humana; y el Espíritu Santo que revela el pecado del hombre. El pecado no es es meramente un defecto…no es una equivocacion sino una locura; no un yerro, sino la enesmistad; no una debiliad, sino una iniquidad “.

En el salmo 51, de los versiculos de 1 al 9, David confiesa los pecados que mismo ha hecho:

1 Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.

2 Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado.

3 Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí.

4 Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos; Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio.

5 He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre.

6 He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.

7 Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve.

8 Hazme oír gozo y alegría, y se recrearán los huesos que has abatido.

9 Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis maldades.

En el versiculo 10, muestra ansiedad en cuanto al pecado que heredó:

10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.

Y en el versiculo 12, vemos la oración de arrepentimiento.

12 Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente.

Esa un salmo que no está escrito con tinta, sino con sangre; no es un salmo con puntos comas y signo ortograficos, sino más bien con clamor, llantos, gemidos, y lamentos.

Como nos dice el versiculo: 14. Líbrame de homicidios, oh Dios, Dios de mi salvación; Cantará mi lengua tu justicia.

David es liberado de su depravación y liberado de su pecado.

Una cosa maravillosa es que David superó a las ángeles cantando mientras proclamaba :

“Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos “. Salmos 40:2

IV. Nuestra actitud hacia el pecado.

Quizas nos podemos encontrar como David, y quizas te sientas condenado por esos pecados y confundido, preocupados acerca de los mismos…

¡ Que me pasara!… ¡Seré libre de ello!s… ¡ hasta cuando!… Y un sin fin.

Ha y que decirlo: Hay un lugar de liberación. Parece demasido maravilloso o demasiado generoso.

Pero la entrada a la MISERICORDIA, AL PERDON Y LA LIMPIEZA es atravez de la palabras que David utiliza Ten piedad de mí, oh Dios,”…

Las palabras de Pablo son muy semejantes, cuando dice en Efesios 2:4:

” Dios es rico en misericordia…”

Si odiamos el pecado, lo confesamos, lo abandonamos, nos humillamos a los pies de Cristo y le pedimos perdón y limpieza por medio de su sangre preciosa.

Y es cuando el poder de su Espíritu Santo viene y regenera con todas sus fuerza, con todo su poder…(Gloria a Dios).

Conclusión.

Wesley, escribio y empleo en uno de se sus himnos, quizas el que mas sobresalio, y dice:

” Todo es misericordia, inmensa y gratitud; porque, oh mi Dios, me encontró a mi “…

Más adelante expresa:

” Mis cadenas cayeron, mi corazón fue libre; me levanté, salí, y TE SEGUÍ “.

Alegría – ” Por tu espíritu, escucha el perdón de mis pecados en mi conciencia, que me llena de alegría. Alegrate – Que mi corazón que ha sido gravemente herido pueda ser consolado”.

Se supone que se inspiro en este salmo.

Anuncios
Publicado en Biblia, Historias, Vida Cristiana | Deja un comentario

Legalismo y libertinaje

Legalismo y libertinaje.
Hechos 14:1-23

Introducción
Los ciudadanos de Listra eran personas que cambian facilmente de opinión y extremistas: “dicen de Pablo que era un dios y luego cambian, y se van al otro extremo y quieren apedrearlo”.
Los de Listra era famoso por esos cambios. Todo esto afecto a la iglesia de esta ciudad.
Todo  lo sabemos por la carta que que Pablo le escribió. Esta carta la conocemos como carta a los gálatas.
Listra, Iconio, Antioquía de Priscila,Derbe y otras ciudades estaban en la región de galacia.
Es por ello de que en Gálatas 1:2, habla de iglesias, en plural.
Por cierto esta región la conocemos en la actualidad como Turquía. (Se podía llamar la carta los turcos).
Por el libro de gálata sabemos de ese extremismo de estas personas.
Por la lectura sabemos que muchos se fueron al extremo de del legalismo y otros al extremo del libertinaje.
Versículo.6 Dice: “estoy maravillado que tan pronto, os hayáis alejado…”
El aposto les reprende y amonesta duramente en esta carta.
Pablo, le insta a la libertad que tenemos en Cristo, y de esto trata este libro de gálatas.
Vamos a considerar esto en tres puntos.

I. considerar el legalismo de los judíos y el de nuestros tiempos

¿En que consiste?
Ganar el favor de Dios siguiendo ciertas leyes (viene de legal o leyes).
Los legalistas judíos creían que para ser salvos, se requería o tenían que seguir los ritos de la ley de Moisés.
Es por ello que en este libro o carta se nombra tantas veces la circuncisión y la ley… (su ritualismo).
Lo que enseñaban que para ser salvo uno tenia que hacerse judío.
Otro problemas, es que estos legalista judíos de galacia, es que estaban apartado a los judíos de los gentiles.
Jesús en la cruz había cancelado todas esas reglas judías. Efesios 2:11-16.
Pero estos legalista, estaba causando división entre judíos y gentiles, levantando barreras infranqueables.
Por ello,también Pablo reprendio publicamente y duramente a Pedro. Gálatas 2: 11-16.
El problema aun mayor es que los legalista estaban añadiendo y agregaron al evangelio.
“Somos salvos por fe”… Introducían: “Pero a la fe hay que añadir ritos y obras…
Decían: “que el sacrificio de Cristo en la cruz no era suficiente”… Esta es otra añadidura.
Por ello le dicen: Gálata 1:6-9 dice: “Estoy maravillado…”
Los legalistas de nuestro tiempos… Que los hay… ¡Y es que Los hay!…
Hoy hay muchos que quieren ganarse el favor de Dios por obras.
El problema del legalismo es problema de americanos, europeos ,españoles, andaluces..es problemas de todo el mundo.. Repito de todo el mundo.
Todos quiere recibir el favor de Dios por obras. Si hermanos lo que pasa es que somos orgullosos y queremos hacer algo nosotros, y añadirle algo al evangelio ¿De que que forma podemos hacerlo?…
Si yo oro mucho , si yo asisto mucho al culto, si yo ayuno mucho, si yo me involucro mucho en actividad de la iglesia, si yo ofrendo, Si yo doy limosnas, YO, YO, YO Y YO… Entonce Dios va a quedar en deuda conmigo y me va a favorecer… Como hacerle una deuda a Dios, que Dios sea el que nos deba algo…
..Si yo trato bien a mis semejantes..si yo sacos a los niños a pasear…o al perro o al gato..
Si yo llevo una vida sana..si yo me lavo los diente cuatro veces al día..por lo tanto Dios me tiene que salvar. (“” POGO COSAS RIDÍCULAS,PERO HAY PERSONAS QUE SON DE ESA FORMA DE PENSAR “”).
En nuestros dia hay personas que quieren ganarse el favor de Dios.

¿Cómo pude ser?
Puede ser tradiciones cristianas: Pueden ser con tradiciones pentecostales, tradiciones bautistas,tradiciones católicas, tradiciones fundamentalistas,tradiciones metodista,tradiciones congregacionales, tradiciones neo extremistas… (Podemos incluir cierto formalismos, para cree que de esa forma recibir bendición de parte de Dios)…Tu puedes poner un nombre.
Algunos pueden comportarse relativamente bien, se bautizaron,tienen una buena asistencia, en la congregación, leen sus biblias, no se pierden ni una. Su porte externo es impecable…
La verdad es que creen que van a ser salvos por ello.
Mi pregunta: ¿podemos recibir el favor por ello?… ¡ No y no !…
Esto es legalismo. Y mucha veces es peor que la de los gálatas
Entoce: ¿No hay que venir con decoro, no tengo que bautizarme,no tengo que venir a los cultos?… No digo esto.
Si no si pensamos que voy a ser recibido en los cielos por mi conducta, mis logros, por mi bautismo, por mi desiciones, por mi obrar. ¡Soy un legalista de primera! Repito: ! ¡¡Soy un legalista de primera división !!
¡Hermanos/nas!
No podemos y no tenemos que dejar de infecta por el sindrome del legalismo, ya que todo esta cosas, lo que nos hace, y lo puede es quitar el gozo y la paz del Señor.

II. El libertinaje de los gálatas y el de nuestros tiempos.
Algunos gálatas se fueron al otro extremos, al libertinaje.
El libertinaje es el extremo del legalismo. Es el abuso de la libertad.
El apóstol va muy directo, gálatas 5:13. “no uséis la libertad como ocasión para la carne”…
“..sirviendo en amor”.
Esa libertad que tenemos en Cristo, no sea para satisfacer nuestros apetitos carnales.
Gálatas 5:19-21. “manifiestas son las obras de la carne…”
Los que practican el libertinaje es mucho más que formas, externas o visibles, estas niega la ley y dicen: Yo soy salvo por gracia y se escudan en ello.
Dicen también: Yo tengo mucha libertad en Cristo. Se escudan en no venir a los cultos, no obedecer a Dios y su Palabra, no adorandolo como el se lo merece.
! Eso es libertinaje ¡
!!! El libertinaje puede ser peor o igual que legalismo¡¡¡…
Tales personas creen que ya tienen el cielo asegurado y no anda como El se merece. Pueden andar como el resto del mundo. Sin amar a Dios y no obedecerlo.
La Confesión de Wenmister, confesión escrita en el siglo XVII…dice:
Aquellos que bajo el pretexto de la libertad cristiana practican cualquier pecado o abrigan cualquier concupiscencia, al pervertir así el propósito principal de la gracia del evangelio para su propia destrucción, destruyen completamente, por tanto, el propósito de la libertad cristiana, que consiste en que, siendo librados de las manos de todos nuestros enemigos, sirvamos al Señor sin temor, en santidad y justicia delante de El, todos los días de nuestra vida.

III. la libertad del evangelio de Cristo, el antídoto para el legalismo y el libertinaje.
Podemos leer: gálatas. 2:4 . Falsos hermanos se introdujeron a escondidas… ¿Para que?
para espiar la libertad ..que tenían en Cristo Jesús…y reducir a esclavitud.. (Que maldad)
La libertad del evangelio de Cristo es antídoto del legalismo y del libertinaje, y vamos a ver en gálatas. 5:1. 2:2, 5,7, 8,14
Gálatas trata del evangelio de Cristo el Señor tratando la libertad de alma, la libertad de la conciencia en gálata 1:4. 3:13. 4:4,5.
Hay libertad en Cristo. Hoy día muchos de nosotros estamos sujeto a nuestros los logros…
En el libro de gálatas, el Apóstol Pablo nos enseña que el antídoto para el legalismo y el libertinaje es la libertad que tenemos en Cristo. Tenemos libertad de nuestros pecados para servir a Dios con alegría. La ley nos acusaba y nos decía merece la muerte merece la muerte…todos lo días y nos decía esto la ley. Pero vino Cristo y el cumplió la ley en mi lugar. << El es mi representante perfecto  >>.
Cristo murio bajo la ley, el Cristo que resucito… Gálatas 2:16.
Cristo nos salva por pura gracia gálatas 2:21
Al fina no vamos a ser salvos por lo que hicimos o no , sino por lo que Cristo hizo en mi lugar, muriendo en mi lugar en el calvario, y ayudándonos hasta el fina por su Espíritu.
Entonces: puedo hacer lo que yo quiera…Yo digo NO. (Eso es lo que dicen los del libertinaje)…
Gálatas nos enseña que cristo nos salva del libertinaje.
Porque el Señor al salvarte, te regera transforma, Cambiando tu naturaleza.
Gálatas 6:15…Cambio una palabra de texto ni incircuncisión (por decisión)…sino una nueva creación.Una nueva criatura o fabricación..No da nueva perspectiva
Al salvarnos el Señor, nos dio su Espíritu el cual produce un nuevo fruto. Gálatas 4:6  y y como creyentes conocemos muchos de nosotros gálatas 5:22-23.
Ya no vamos andar como antes, …los que´son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos… Gálatas 5:26
Ya sus deseos carnales están crucificados… Gálatas 6:14.
Al salvarte te llamo a servir a los demás, por amor. Gálatas 5:13
Limitemos nuestra libertad por amor a los demás, para que no se convierta en libertinaje.. 1ª Corintios 8: 12-13, ( <<< comida ,cosa de apariencia e insignificante>>> ).

Conclusión.
Tengamos siempre presente estas enseñanzas, que podemos caer en estos dos extremismos y que llegaremos al final por la gracia de Cristo en nosotros.
Que nuestras convicciones sea en lo que nos enseña la Palabra del Señor.
Y no desviarnos, ni a izquierda, ni a derecha. Siempre rectamente.

Un Pensamiento:

” No llamemos legalismo a lo que desea alejarte de tu pecado y limpiarte.

Llámalo proceso  de santificación. Y recuerda sin santidad nadie vera  a Dios”.

 

Publicado en Biblia, Historias, Vida Cristiana | Deja un comentario

Verdades Biblicas que Deben Transformar Nuestras Vida

Introducción.
Hay dos escena, en la vida de unos de los discípulos de Jesús que nos muestra un cambio muy profundo en su vida.
Se trata de Pedro.
En la primera escena aparece Pedro el pescador tirando su re red en el mar de Galilea.
Jesús se le acerca y les dice a Pedro y Andrés:
“…Venid en pos de mi, y os haré pescadores de hombres” (S.Mateo 4: 18, 19).
La segunda escena, es tres años después, y se nos muestra a un Pedro como Apóstol del Señor, puesto en pie con o los otro apóstoles. Un Pedro lleno del Espíritu Santo, diciéndole a la multitud, que Je´sús de Nazaret ha resucitado de entere los muertos y que es el Señor y Mesía (Hechos 2: 14-36).
¿Que le paso o que hizo la diferencia entre Pedro pescador y Pedro el Apóstol?
La razón la podemos ver en varios aspectos que si llegan a producirse en nuestras vidas, serán de gran bendición, por su efecto transformador, con la ayuda de del Señor.

I. EL CRISTO
La primera verdad bíblica transformadora, se encuentra en casi todo el Nuevo Testamento.
Y está verdad se encuentra en la frase “Jesús es el Cristo”.
Esto no es una confesión positivista,ni tampoco una declaración metafísica, ni nada de lo que se escucha hoy día.
Es el reconocimiento de Jesús como Señor y Cristo. Una verdad echa realidad en la vida.
Cuando Pedro y otros otros discípulos conocieron a Jesús, ellos pensaron que era un profeta. A medida que ellos vieron las señales y milagros de Jesús hizo, La autoridad que fluía de su vida y Las palabras que hablaba. Los apóstoles se dieron cuenta que era mas que un profeta.
La evidencia de que Jesús era el el Mesias se volvió en una convicción en esos 3 años que Jesús estuvo con ellos.
Antes de ir a la cruz, Jesús se volvió a sus discípulos y le hizo una pregunta a ellos:
“Y vosotros, ¿quien decís que soy yo?”
Pedro sin dudarlo, dijo :
“Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”.
Importancia de esta verdad transformadora. Porque ellos sabían que el titulo “CRISTO” había sido descrito en el Antiguo Testamento y de muchas formas y maneras.
Ellos sabían que Cristo tenía un nombre terrenal. Dios le había prometido a Abraham cuando dijo: “..y serán benditas en tí, todas las familias de la tierra” (Génesis 12:3; S.Juan 20:31).
La promesa indica claramente que el propósito de Dios no incluía sólo a los judíos, y que esta promesa estaba llena de bendición para todo el mundo.
No debemos olvidar que el Antiguo Testamento, mostraba infinidad de profecías y otras citas que hacen referencia al Mesías (CRISTO).
Ejemplo: Su reinado eterno.
“…Y el principado sobre su hombro…Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán limites ”
(Isaías 9 : 66,67).

II. La Cruz
La segunda verdad transformadora para nuestra vida es la cruz de Cristo.
Jesús le dijo a sus discípulos que iba a subir a Jerusalén, y que sería rechazado por los ancianos, escribas y el sumo sacerdote, Pedro tomo esas palabras, sintiéndose aludido, y respondió “..Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca”.
Jesús se volvió a Pedro, y sabemos lo que le dijo:
“¡Quítate delante mi, satanás! me eres tropiezo, porque no pones las miras en las cosas de Dios sino en las de los hombres” (Mateo 16: 22, 23).
Pero: ¿Que significaba la cruz en la vida de Cristo?
Para nuestro Señor significaba rechazo,sufrimiento,trato injusto, pérdida de la reputación, ser expuesto al ridiculo y como colofon LA MUERTE Y NO UNA MUERTE CUALQUIERA SINO COMO UN CRIMINAL COMÚN.
Ese era el significado de la cruz en los días de Jesús.
Podemos ver a Jesús preparando a sus discípulos y le dice a ellos:
“..Si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a sí mismo,tome su cruz cada día y sígame” (S.Lucas 9:23).
Seguir a Jesús en el mundo, deberíamos tener siempre la cruz como el comienzo, como nuestra partida.
Jesús sabia el orden para cumplir el plan de Dios en este mundo caído y pecaminoso.
Donde aun las cosas buenas debían ser sacrificadas.
Nuestro discipulado es firme cuando seguimos a Jesús, no sólo cuando el es popular, sino cuando es rechazado.
¡Vale la pena sacrificar lo que sea necesario par hacerla voluntad de Dios!
Es primordial que recordemos que para nosotros, la cruz debe ser más que un principio.
La sangre de Jesús fue derramada para salvación de los pecados, pero la salvación también tiene otro significado, y es que nos libera de vivir para nosotros.
En su Palabra dice: “Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos,luego todos murieron; y por todos murió para que los que viven, ya no vivan para sí sino para aquel que murió y resucitó por ellos” (2º Corintios 5: 14,15).
Cuando Pablo escribe, la palabra de la cruz era el poder de Dios para terminar con la vida egocéntrica y donde se llevaba a cabo la liberación del hombre del pecado. Ese es el mensaje de Romanos 6:6; “sabiendo esto,que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que cuerpo del pecado sea destruido a fin de que no sirvamos más al pecado”
Esto era lo que la cruz significaba para la Iglesia Primitiva: ¡UN TRANSFORMADOR PODEROSO!

III. La Resurrección
El tercer transformador de vida es La resurrección de Jesucristo.
Ahora esto discípulos estaban ante alguien que había roto lo normal de la vida (la muerte).
Jesús lo cambió porque en El, la muerte fue conquistada por la vida.
“..La muerte no se enseñoreara más de el”.
El ascendió en su cuerpo resucitado y desapareció en las nubes y se sentó a la diestra del Padre.
En el Día de Pentecostés, Pedro le dijo a la multitud que la profecía del Rey David del Salmo 16, se había cumplido.
Luego Pedro le dijo:
” Varones hermanos, se os puede libremente decir del patriarca David, que murió, y fué sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta del día de hoy.
Pero siendo profeta, y sabiendo que con juramento le había Dios jurado que del fruto de su lomo, cuanto á la carne, levantaría al Cristo que se sentaría sobre su trono;
Viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fué dejada en el Hades, ni su carne vió corrupción.
A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos”.
Tambien en la primera carta a los corintios, él dice que a Jesús no lo vieron solo sus discípulos, pero en una oportunidad lo vieron quinientas personas, luego añade que algunos de estos testigos han muertos, pero que cuando la escribió esa carta, la mayoría estaban vivos (1º Corintios 15:9).
Su resurrección nos hace ver que Jesucristo es el mismo ayer hoy y por los siglos como nos dice Hebreos 13:8.
El en estos dias esta haciendo la obra a igual que cuando estaba en la tierra Perdona pecado, sana,libera etc. etc.

IV. La Promesa
La cuarta verdad, es la promesa del Espíritu Santo.
El cual seria un regalo de poder.
“He aquí , yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos en Jerusalen, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”(S. Lucas 24:49).
Es de suma importancia lo que Jesús le dijo a los discípulos, es que la promesa del PADRE. No fue  una promesa para los del mundo, era una promesa para los hijos de Dios, los que vinieran por medio de la fe en Jesucristo.
Nuestro Señor es el dador de ese don y nosotros lo recibimos esa bendición mediante la fe.
El ha venido para glorificar a Jesús por medio nuestro. El Espíritu Santo es el que nos conforma a la imagen de Cristo, nos santifica, nos da de su gracia, nos hace testigos fieles a su Palabra.
También nos prepara para cuando el regrese en su segunda venida.
Es el Espíritu Santo el que mantiene viva, dinamizada, a cada creyente como iglesia suya.

Conclusión.
Tengamos en cuenta esta verdades que hará que nuestras vidas como creyentes este firme siempre:
CRISTO. LA CRUZ. LA RESURRECIÓN. LA PROMESA

Publicado en Sin categoría, Vida Cristiana | Deja un comentario

Cuando Dios dice “no”

Predicación sobre 2 Samuel 12,1-24, del pastor Juan Manuel Vaz.

Maravilloso mensaje:

Publicado en Biblia, Vida Cristiana | Deja un comentario

¿SABES QUE ES LA DIPUTACIÓN o DEFENSA DE HEIDELBERG? (1518)

* INTRODUCCIÒN.

Con esta pregunta, te estoy poniendo este interrogante, y si has oído hablar de ella o te han comentado alguna vez que es.
El año 2017. Se trató del V centenario de la Reforma,comenzada por Lutero. Con las 95 tesis como algo muy importante de la historia en el mundo cristiano. Pero estas tesis si las leemos no contienen connotaciones teológicas.
Los cristianos de hoy día no sale de un vacío histórico ni teológico. Algunos cristianos desprecian la historia y piensan que no debemos estudiar nada más que la Biblia. Las Escrituras sí son suficientes, pero es un error creer que llegamos a nuestras conclusiones sin la ayuda de los cristianos de otras épocas porque en realidad les debemos mucho a estos hermanos en la fe.
Quiero llamar la atención a un documento no muy conocido que Martín Lutero (1483-1546) escribió en los primeros años de la Reforma Protestante en Alemania. En 1517, Lutero clavó en la puerta de la Iglesia del Palacio de Wittenberg sus 95 tesis en contra de los abusos que tenían que ver con las indulgencias de la Iglesia Católica.
Si leemos las 95 tesis, nos damos cuenta realmente que no son verdades evangélicas. Su teología apenas empezaba a brotar en esos días y su primer escrito con valor teológico para nosotros es el documento que escribió el siguiente año: la Disputación de Heidelberg, 1518.
En abril de 1518. Juan von Staupitz, el vicario de la orden, lo invitó a presentar
sus ideas nuevas en . Para la ocasión, Lutero escribió 28 tesis teológicas y 12 filosóficas.
Para este artículo, nos interesan las tesis teológicas.
La Idea es que estas 28 tesis nos puede ayudar a CRECER ESPIRITUALMENTE A NIVEL PERSONAL. Y TAMBIÉN TIENE MUCHAS APLICACIONES PARA EL MINISTERIO.
La diputación tiene mucho que decirnos en cuanto a la cultura evangélica de hoy día. Lutero enfatiza conceptos que se han perdido en muchas iglesias de este siglo. Muchos hablan de Cristo, pero no muchos se enfocan realmente en la cruz de Cristo y en las implicaciones de esa cruz para la vida cristiana.

** LA TEOLOGÍA DE LA GLORIA Y LA TEOLOGÍA DE LA CRUZ.
Las Tesis de Heidelberg contienen un ataque contra cierta teología especulativa de la Edad Media, según la cual se intentaba sacar conclusiones acerca de la naturaleza de Dios a partir de las cosas visibles del mundo creado. Según Lutero, este esfuerzo especulativo entraña una presunción vanidosa del teólogo e implica el intento del hombre de salvarse por sus obras, sean éstas ostentosas obras visibles o sean esfuerzos intelectuales de llegar a Dios y apoderarse del cielo. Lutero llama a este intento Teología de la Gloria, que presume captar la gloria de Dios mediante el ascenso del hombre al cielo en la escalera de las propias obras.
Es a tal Teología de la Gloria a la que Lutero contrapone su Teología de la Cruz, que no busca a Dios en la especulación embriagadora sobre la majestad deslumbrante de Dios, sino que lo busca en la locura y en de los sufrimientos y la crucifixión de Cristo; quien lo busca allí lo encontrará revelado. En realidad, lo que hace Lutero en estas Tesis es recurrir al Apóstol Pablo, quien anunció así a los corintios el mensaje de la cruz: “La palabra de la cruz es una locura para los que se pierden; mas para los que se salvan -para nosotros- es poder de Dios, porque dice la Escritura: ‘Destruiré la sabiduría de los sabios e inutilizar la inteligencia de los inteligentes’. Dónde está el sabio? Dónde el docto? Dónde el sofista de este mundo? Acaso no entonteció Dios la sabiduría del mundo? De hecho, como el mundo mediante su propia sabiduría no conoció a Dios en su divina sabiduría, quiso Dios salvar a los creyentes mediante la locura de la predicación.
El teólogo de la cruz busca, pues, a Dios inmerso en el escarnio y la humillación vergonzosa del Gólgota: “Los amigos de la cruz afirman que la cruz es buena y las obras (humanas) malas, porque por medio de la cruz se destruyen las obras y es crucificado Adán que se erige sobre sus propias obras”
Por lo demás, el teólogo de la gloria prefiere “Las obras (activas) a los sufrimientos (pasivos); la gloria a la cruz; la sabiduría a la locura, y en general, el bien al mal”
“Los amigos de la cruz afirman que la cruz es buena y las obras (humanas) malas, porque por medio de la cruz se destruyen las obras y es crucificado Adán que se erige sobre sus propias obras”
En la referencia a Tesis de Heidelberg que acabamos de reseñar de ellas Lutero procura, captar e interpretar para su tiempo la esencia del mensaje de la cruz, tal como el Apóstol Pablo la anunció a los corintios. Para desarrollar este mensaje, Pablo se sirve de paradojas; y Lutero no es menos paradójico que el propio Pablo.
Dios obra en sentido contrario a lo que el hombre espera. La razón humana es hermoso y magnífico don de Dios, pero cuando el hombre trata de relacionarse con Dios, la pervierte y la tuerce. Cree que Dios es como él imagina que es; cree que Dios se encuentra donde él piensa que está y supone que Dios debe ser buscado en la forma que le es más natural al hombre.
Dios trastorna los valores religiosos humanos y se revela en un acontecimiento que resulta sumamente ofensivo para el sentido común religioso del hombre; Dios se revela y sale al encuentro del hombre en el lugar menos sospechado: en la cruz de Cristo, lugar de escarnio, de dolor, de vergüenza, de desesperanza. Esto resulta sumamente ofensivo para el hombre religioso de cualquier tiempo, porque él cree que Dios se halla en la gloria poderosa y no en la miseria debilitante. Por eso ríe, se burla y abandona a Cristo crucificado para buscar a Dios por medios y en lugares que le dicta su propio sentido común religioso. Pero los que son llamados por el milagro de la fe, ven en la locura y en la debilidad de Cristo crucificado la sabiduría y el poder de Dios, se abrazan de la cruz, y alaban al Dios crucificado, deponiendo su orgullo y sus supuestas obras religiosas.
La teología de la cruz no es, pues, una teología de la debilidad, sino del “poder de la debilidad” (2Cor 12,9) : del poder nacido de la debilidad. No es una teología de la muerte, sino de la vida: de la vida que nace de la muerte y en medio de ella. No es una teología de la resignación o de la tristeza, sino una teología de la convicción y del gozo en medio de la tribulación y de la crueldad del mundo.
Para Lutero, la cruz y el sufrimiento son la espalda de Dios que podemos ver claramente, mientras que su gloria no la podemos ver con esa claridad. El teólogo de gloria en cada uno de nosotros se rebela contra esta amenaza contra sus deseos. Queremos ver las cosas invisibles de Dios; queremos especular conforme a nuestra sabiduría, pero la cruz destruye esta posibilidad. Como Lutero dice en otro lugar, “nuestra teología es la sola cruz”.
El teólogo de la gloria ve el mundo a través de los lentes humanos sin tener la óptica divina del mensaje de la cruz. Ve en sus obras bondad y en los sufrimientos solamente maldad. Dios dice que en la cruz debemos verlo todo al revés. Los sufrimientos de Cristo fueron la bondad más grande y la supuesta bondad de nuestras obras es un espejismo. Para el teólogo de gloria, Dios no está involucrado en los sufrimientos porque siempre son malos.
En contraste, el teólogo de la cruz puede evaluar el mundo como realmente es. Sabe que Dios ha usado lo malo (desde la óptica nuestra) para hacer lo bueno. El inocente Hijo de Dios cargó con los pecados de los impíos para rescatarlos. Es una transacción sorprendente e inescrutable para el teólogo de gloria.
Para el teólogo de la cruz es el poder de Dios para la salvación (Ro 1:16).
Esto es evidente pues el hombre, al ignorar a Cristo, no conoce al Dios escondido en los padecimientos. Así, prefiere las obras a los sufrimientos, y la gloria, a la cruz; la potencia, a la debilidad; la sabiduría, a la necedad; y en general, lo bueno, a lo malo. Son los que el apóstol llama “enemigos de la cruz de Cristo”

La última tesis es revolucionaria. Lutero contrasta el amor humano con el divino. Nosotros normalmente amamos a alguien porque tiene cualidades que nos atraen. La persona es atractiva, inteligente, comprensiva o amable y por eso la amamos. En contraste absoluto, Dios no encuentra en el ser humano nada agradable, sino que lo hace agradable. Según la disputación, “los pecadores son bellos por ser amados, no son amados por ser bellos”. ¡Qué diferencia hace esta forma de pensar! No podemos jactarnos de nada bueno en nosotros. Dios no nos salva por ser más inteligentes o mejores que los demás, sino que por su pura gracia nos salvó y nos hizo una creación nueva en Cristo Jesús. Forde lo dice muy bien: “Es amor, el amor de Dios que crea de la nada y llama a existir lo que es de lo que no era”.

PENSAMIENTO.
Heidelberg plasma el evangelio de una forma creativa y relevante.
Destaca el pecado del hombre y la gracia de Dios en Jesucristo.

*** LAS 28 TESIS TEOLÓGICAS DE LAS DIPUTACIÓN DE HEIDELBERG.
1. La ley de Dios, saluberrima doctrina de vida, no puede hacer llegar al hombre a la justicia, antes bien, se lo impide.
2. Mucho menos pueden conducirle, con la ayuda de la inspiración natural, las obras humanas frecuentemente repetidas, como se dice.
3. Las obras de los hombres, aun cuando sean siempre espléndidas y parezcan buenas, son, no obstante, con toda probabilidad, pecados mortales.
4. Las obras de Dios, aun cuando sean siempre de aspecto deforme y parezcan malas, son, en verdad, méritos eternos.
5. Las obras de los hombres (hablamos de las que son aparentemente buenas) no son pecados mortales en el sentido de que constituyan crímenes.
6. Las obras de Dios (hablamos de las que se realizan por medio del hombre) no son méritos en el sentido de que no constituyan pecados.
7. Las obras de los justos serían pecados mortales, si los justos mismos, por un piadoso temor a Dios, no tuvieran miedo de que lo fuesen.
8. Con mucha más razón las obras humanas son pecados mortales, ya que se realizan sin temor, con una seguridad engañosa y exenta de dudas.
9. Afirmar que las obras sin Cristo son sin duda muertas, pero no pecados mortales, parece constituir un peligroso abandono del temor de Dios.
10. En efecto, resulta dificilísimo comprender cómo una obra puede ser muerta sin ser, al mismo tiempo, un pecado pernicioso y mortal.
11. La soberbia no puede evitarse ni puede haber esperanza verdadera si, ante cada oportunidad en que se obra, no se teme el juicio de la condenación.
12. Los pecados son verdaderamente veniales ante Dios, cuando los hombres temen que sean mortales.
13. El libre arbitrio no es más, después de la caída, que un simple nombre, y en tanto que el hombre hace aquello que en sí mismo es, comete pecado mortal.
14. Después de la caída, el libre arbitrio no tiene, para hacer el bien, más que una capacidad subjetiva, pero para el mal, una capacidad siempre activa
15. Y no ha podido, en efecto, permanecer en el estado de inocencia por una capacidad activa, sino por una capacidad subjetiva; y menos aún pudo progresar hacia el bien.
16. El hombre que crea tener la voluntad de alcanzar la gracia, haciendo aquello que él es en sí mismo, agrega pecado sobre pecado, de modo tal que permanece doblemente culpable.
17. Empero hablar así, no significa dar al hombre motivo para desesperarse, sino para humillarse y despertar el anhelo de buscar la gracia de Cristo.
18. Es cierto que el hombre debe desesperar totalmente de sí mismo, a fin de hacerse apto para recibir la gracia de Cristo.
19. No se puede con derecho llamar teólogo aquel que considera que las cosas invisibles de Dios se comprenden por las creadas.
20. Más merece ser llamado teólogo aquel que entiende las cosas visibles e inferiores de Dios, considerándolas a la luz de la Pasión y de la Cruz.
21. El teólogo de la gloria llama a lo malo, bueno y a lo bueno, malo; el teólogo de la cruz denomina a las cosas como en realidad son.
22. Aquella sabiduría que considera que las cosas invisibles de Dios se comprenden partiendo de las obras, infla, ciega y endurece por completo.
23. Y la ley obra la ira de Dios, mata, maldice, acusa, juzga y condena todo lo que no está en Cristo.

24. No obstante, aquella sabiduría no es mala ni debemos huir de la ley; pero el hombre sin la teología de la cruz, malgasta las cosas mejores en forma pésima.

25. No es justo el que mucho obra, sino aquel que sin obrar cree grandemente en Cristo.

26. La ley dice “Haz esto”, y ello no es hecho jamás; la gracia dice: “Cree en esto”, y todas las cosas ya están hechas.

27. Podría afirmarse con razón, que la obra de Cristo es a la vez el sujeto que opera y el
cumplimiento de nuestra obra y, que de esta manera, aquello que es operado agrada a Dios por la gracia de la obra operante.

28. El amor de Dios no encuentra, sino crea aquello que le place; el amor del hombre se origina por su objeto.

 

—————————————————————————————–
Agradecimiento: En La Calle Recta, impactobiblico.com, ROBERTO T. HOEFERKAMP, http://isabel-vinado.blogspot.com.es/2015/03/la-disputacion-de-heidelberg-1518.htmlgracia, https://it.wikipedia.org/wiki/Disputa_di_Heidelberg por vuetra, colaboración y información sobre el tema.

Publicado en Biblia, Historias, Vida Cristiana | Deja un comentario

EL SILENCIO HABLA

[Por Nancy Leigh DeMoss, *El Lugar Apacible*]
Como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió Su boca._ (Isaías. 53:7).
De todas las cosas que sabemos que Jesús dijo a lo largo de Su ministerio terrenal, aprendemos una de nuestras lecciones importantes de lo que no dijo. Ridiculizado y ensangrentado delante de Sus acusadores, con evidencias más que suficientes para refutar cada acusación injusta hecha en Su contra, la autodefensa de Jesús a lo largo de cada una de Sus pruebas se caracterizó marcadamente por Su extraordinario silencio.
Sí, el silencio: Una respuesta que tiene un marcado contraste con nuestras reacciones típicas. Es sabio sentarnos a meditar por qué somos tan poco cristianos en la manera en que a menudo reaccionamos ante la amenaza, el reto o la exigencia a rendir cuentas por nuestras acciones.
Estoy convencida de que el silencio de Jesús no fue motivado por un simple estoicismo o para guardar la compostura. Ni fue porque estaba resentido y enojado, deprimido y desahuciado. Creo que el silencio que “escuchamos” de Jesús viene de Su sentido de absoluta y plácida sumisión a la voluntad el Padre; una fortaleza que nosotros también podemos tener en medio de nuestras propias pruebas y circunstancias injustas.
Igual que Jesús, no seríamos tan propensos a contraatacar a aquellos que nos malinterpretan y nos calumnian si tuviéramos la confianza de que Dios todavía está en Su trono y que nada ni nadie puede impedir Sus propósitos eternos. No levantaríamos un dedo acusador hacia el Padre si ya Le hubiéramos entregado nuestras preocupaciones y hubiéramos optado por una firme confianza en Su voluntad y Sus planes.
Desde luego, hay momentos en los que es adecuado (y cristiano) hablar frente a la injusticia y la oposición. Pero cuando tú estás seguro de quién eres y a quién perteneces y de la sabiduría, bondad y amor de Cristo, no tienes que hablar mucho. Puedes dejar que tu propio silencio refleje el corazón y el espíritu de Jesús.
Publicado en Biblia, De Interes para todos, Vida Cristiana | Deja un comentario

Un Mensaje de David Wilkerson

EL MENSAJE DE LA CRUZ

El pecado de idolatría trajo la terrible ira de Dios hacia su propio pueblo. Ésta lo enfureció más que ningún otro pecado en el Antiguo Testamento, tanto que Él declaró: “Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego y las mujeres amasan la masa para hacer tortas a la reina del cielo y ofrendas a dioses ajenos, para provocarme a ira.” (Jeremías 7:18).

Ésta es la declaración de Dios en contra de la idolatría en el Antiguo Testamento, y Él la odia de la misma manera hoy en día. La idolatría trae consigo Su ira sobre cualquier generación, incluyendo a la moderna.

Una nueva idolatría está aconteciendo en nuestro mundo actual. No, nosotros no vemos más a gente postrada ante imágenes hechas. En su lugar, la idolatría moderna seduce a multitudes a través de su sutileza y inteligencia. Aún ésta enfurece a Dios más que ninguna otra idolatría del Antiguo Testamento.

“Estoy asombrado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren alterar el evangelio de Cristo. Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anuncia un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. (Gálatas 1:6-8).

Este “otro evangelio” que Pablo menciona es el mensaje de salvación sin la cruz. La gran idolatría de nuestro día es el hacer a un lado el mensaje de la cruz de Jesucristo.

La cruz – incluyendo sus demandas y esperanzas- es el mismo corazón del evangelio. Cualquier adoración, congregación, cualquier cosa que se llame iglesia es mera idolatría si la cruz no está en el centro. Tal adoración es completamente de otro espíritu y Dios no tiene nada qué ver con ella. Sin la cruz todo lo que resta es paja – un evangelio pervertido, algo desde el fondo del infierno. Es más ofensivo para el Señor que la idolatría de Israel.

“Y yo, cuando sea levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo. (Juan 12:32). Por “levantado de la tierra” Jesús se refiere a Su crucifixión. Él fue levantado delante del mundo entero en la cruz, como una imagen de Su gran sacrificio por nuestros pecados.

Publicado en De Interes para todos, Sin categoría | Deja un comentario

Así es como un escritor húngaro explicó la existencia de Dios.

Me ha encantado este texto 😇:
En el vientre de una mamá había dos bebés. Uno preguntó al otro:
-¿Tú crees en la vida después del parto? El otro respondió:
-Claro que sí. Tiene que haber algo después del parto. Tal vez estamos aquí para prepararnos para lo que vendrá más tarde.
-Tonterías -dice el primero- No hay vida después del parto. ¿Qué clase de vida sería esta?
El segundo dice:
-No lo sé, pero habrá más luz que la hay aquí. Tal vez podremos caminar con nuestras propias piernas y comer con nuestras bocas. Tal vez tendremos otros sentidos, que no podemos entender ahora.
El primero contestó:
-Eso es un absurdo. Caminar es imposible. ¿Y comer con la boca? ¡Ridículo! El cordón umbilical nos nutre y nos da todo lo demás que necesitamos. El cordón umbilical es demasiado corto. La vida después del parto es imposible.
El segundo insistió:
-Bueno, yo pienso que hay algo y tal vez sea diferente de lo que hay aquí. Tal vez ya no necesitemos de este tubo físico.
El primero contestó:
-Tonterías, además, de haber realmente vida después del parto, entonces ¿por qué nadie jamás regreso de allá? El parto es el fin de la vida y en el pos parto no hay nada más allá de lo oscuro, silencio y olvido. Él no nos llevará a ningún lugar.
-Bueno, yo no lo sé, -dice el segundo- pero con seguridad vamos a encontrarnos con Mamá y ella nos cuidará.
El primero respondió:
-¿Mamá? ¿Tú realmente crees en Mamá? Eso es ridículo. Si Mamá existe, entonces, ¿dónde está ella ahora?
El segundo dice:
-Ella está alrededor nuestro. Estamos cercados por ella. De ella, nosotros somos. Es en ella que vivimos. Sin Ella, este mundo no sería y no podría existir.
Dice el primero:
-Bueno, yo no puedo verla, entonces, es lógico que ella no existe.
El segundo le responde a eso:
-A veces, cuando tú estás en silencio, si te concentras y realmente escuchas, tú podrás percibir su presencia y escuchar su voz amorosa allá arriba.

Así es como un escritor húngaro explicó la existencia de Dios.

Publicado en Biblia, Historias, Sin categoría | Deja un comentario

¿Qué Es el “Pecado de Muerte”?

¿Qué Es el “Pecado de Muerte”?
Se puede leer en cuanto al “pecado de muerte” en 1 Juan 5:16. Considere el contexto:
Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho. Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida. Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte (vss. 14-17).
Este pasaje es causa de mucho debate. Muchos atribuyen erróneamente el “pecado de muerte” al “pecado imperdonable” (cf. Marcos 3:22-30; Mateo 12:22-32). Algunos dicen que hace referencia al pecado que da como resultado la muerte física, como en el caso de Ananías y Safira (Hechos 5:1-11). Y otros creen que Juan estuvo haciendo referencia a crímenes civiles por los cuales el ofensor es sentenciado a muerte.
Juan no estuvo haciendo referencia a un pecado específico, sino a una clase de pecado. ¿Qué clase de pecado?
Juan escribió mucho en cuanto al pecado en su epístola, así que no hay necesidad de ir a otro libro para encontrar la respuesta. En 1 Juan, aprendemos que todos somos susceptibles al pecado (1 Juan 1:8; cf. Romanos 3:23). Pero aunque pecamos, si confesamos nuestros pecados (1 Juan 1:9) mientras demostramos activamente un espíritu penitente ( Lucas 18:9-14), la sangre de Jesús continua limpiándonos de todo pecado (1 Juan 1:7), y Cristo aboga por nosotros ante el Padre (1 Juan 2:1).
Sabemos que el Señor perdonará cualquier pecado que el cristiano confiese (1 Juan 1:8). Pero hay un pecado que el Señor no perdonará—a saber, el “pecado de muerte” (1 Juan 5:16). Por tanto, el “pecado de muerte” es simplemente un pecado del cual el cristiano rechaza arrepentirse y el cual no confiesa.
Al acercarnos con confianza al Padre en oración, pidiendo cualquier cosa según Su voluntad (1 Juan 5:14-15). Pero orar a Dios para que perdone a un hermano que no se arrepiente y confiesa su error es pedir a Dios que haga algo en contra de Su propia voluntad. Orar para que Dios perdone a un hermano impenitente no tiene sentido como pedir que Dios perdone a un incrédulo que se no se arrepiente y es bautizado para la remisión de sus pecados (cf. Hechos 2:38; 22:16, etc.).
Si el pecado es público, entonces se debe admitir el pecado públicamente.
Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho (Santiago 5:16).
Guy N. Woods ofreció la siguiente declaración breve:
Al responder la pregunta, “¿Qué es el pecado de muerte?”
Por este “pecado de muerte” es una disposición del corazón, una perversidad de actitud, y una indisposición de mente que no reconoce el pecado personal y que rechaza dejarlo. ¡Esta actitud cierra eficazmente la puerta del cielo! (Woods, 1976)
Wlliam Barclay nos dice que “el pecado que va hacia la muerte” (como el traduce literalmente la frase), es terrible no tanto por lo “que es en sí mismo sino dónde termina sí uno persiste en el”.
Luego hace diferencia entre dos clases de pecadores, los que “pecan contra su voluntad”, y los que “pecan deliberadamente”. Los primeros están “dentro de la esfera del perdón”, pero para los segundos “la idea del arrepentimiento no puede entrar en sus cálculos”.
“El pecado de muerte es el estado de la persona que ha escuchado el pecado y se ha negado a escuchar a Dios tan a menudo que ama su pecado y lo considera la cosa más normal y agradable del mundo”.
Hay diferencia entre la oración que hacemos por nosotros mismos y la oración que hacemos por los demás. De manera que “cuando se trata de una tercera persona, debemos recordar que ella también tiene una voluntad. Si se niega a arrepentirse, todas nuestras oraciones y toda la obra que Dios pueda hacer y que nos induzca a hacer no forzará esa voluntad. Cuando Dios prefirió no forzar al hombre a permanecer sin pecado, también renunció al poder de obligar a un pecador a arrepentirse.
“Esto no significa que no debemos seguir orando por los que se han apartado de la senda de justicia, o que nunca se han entregado al Salvador. No significa que no habrá muchas conversiones notables como resultado de las oraciones frecuentes y fervientes por los fieles. Lo que Juan está señalando es que es inútil orar pidiendo perdón por un pecador que se niega a arrepentirse de su pecado. Pero mientras la persona tenga vida debemos continuar orando, pues no podemos saber con certeza cuándo una persona se ha alejado definitivamente de Dios”.
Un principio básico en cuanto a la oración es el orar conforme a la voluntad de Dios. Esto no tiene nada que ver con recitar la frase: En el nombre de Jesús, al final de una oración. Orar conforme a la voluntad de Dios significa tener un claro discernimiento de qué es lo que Dios quiere, más no lo que yo quiero, y pedir a Dios conforme al deseo de Dios no conforme a mi deseo. A veces, lo que yo deseo no es lo que Dios desearía. Muchos de mis deseos están fuertemente influenciados por mi naturaleza pecaminosa y de ninguna manera pueden ser la voluntad de Dios. Yo podría orar que Dios haga descender fuego del cielo sobre mis enemigos para consumirlos, tal cual como desearon los discípulos de Jesús cuando una aldea de samaritanos se negó a recibirles, pero eso no es la voluntad de Dios y Dios negará una petición de esa naturaleza. Si queremos que nuestras oraciones sean respondidas afirmativamente por Dios, es imperativo que esas oraciones sean hechas conforme a la voluntad de Dios. De otra manera no serán respondidas afirmativamente por Dios. Esta es la enseñanza central del pasaje. El apóstol Juan quiere dar un ejemplo de lo que acaba de enseñar, y es allí justamente donde entra este asunto del pecado de muerte.
Por consiguiente, parece razonable entender el “pecado que conduce a la muerte” como el “pecado imperdonable” (Mat. 12:31), un pecado que por defecto, sólo Dios sabe cuándo es cometido por alguien y que no consiste sencillamente en un acto aislado. Si una persona resiste indefinidamente la obra de convicción del Espíritu Santo “la idea del arrepentimiento no puede entrar en sus cálculos”.

Publicado en Vida Cristiana | Deja un comentario

EL MISTERIO DE LA PROVIDENCIA

EL MISTERIO DE LA PROVIDENCIA
John Flavel (c.1627–1691)
“Clamaré al Dios altísimo, al Dios que me favorece.” Sal.57:2 (La idea del hebreo es: al
Dios que obra todas las cosas para mí.)
Hay dos maneras en que Dios se manifiesta a nosotros, por su Palabra y por sus obras. La
gran gloria de las obras de Dios en la creación y en la providencia consiste en que
confirman lo que El ha dicho en su Palabra escrita.
Hay un gran deleite para el pueblo de Dios en observar la providencia divina. La
providencia no solo les lleva al cielo, sino también, trae el cielo a sus corazones ahora. El
más sabio Dios dirige todo providencialmente para su propia alabanza y la felicidad de su
pueblo, aunque todo el mundo esté ocupado moviendo sus velas y remando en una
dirección contraria a los propósitos de Dios. Es un enorme placer fijarse en como el mundo
lleva a cabo los propósitos de Dios oponiéndose a ellos; como hace su voluntad
resistiéndola; como multiplica su Iglesia esparciéndola.
Hay goces en la vida cristiana que son demasiado grandes para ser descritos. Entre éstos se
encuentra el deleite de estudiar la providencia divina en nuestra propia experiencia
personal. Pruébalo por tú mismo, gústalo y verás. No se necesitará más persuasión.
“Clamaré al Dios altísimo, al Dios que obra todas las cosas para mí.” (Sal.57:2).
————————————————————————————————————–
… La providencia está estrechamente relacionada con la oración. Cuando Dios nos
guía a pedirle algo en oración y nos contesta, es como si la providencia estuviera guiada por
nuestras oraciones.
————————————————————————————————————-
La mejor manera para gozar de la paz y la tranquilidad mental consiste de obedecer la
Palabra escrita y encomendarnos en todo lo que le concierne al Señor. (Salmo 37:5-7;
Proverbios 16:3) No estoy diciendo que los creyentes nunca estarán afligidos. Tampoco
afirmo que Dios siempre castiga cada pecado de inmediato. (Si lo hiciera así, ¿Quién podría
mantenerse? Salmo 130:3) Pero lo que afirmo es esto: Cuando Dios disciplina a sus hijos lo
hace en su misericordia. Por medio de tales providencias, tanto las amenazas como las
promesas de la Palabra de Dios son cumplidas.
————————————————————————————————————–
Debemos ver también a Dios en las providencias tristes. Vea la gracia y la bondad de Dios
en todos los acontecimientos tristes. Aún en los momentos más oscuros podemos ver dos
clases de la bondades de Dios: Primero, misericordia en no acabar con el mundo; y
segundo, misericordia en preservar a su pueblo para el mundo venidero. Entonces vea la
sabiduría de Dios en todas sus aflicciones. La duración y la cantidad del sufrimiento son
tales que no lo dejan a usted desamparado. Vea estas cosas y hágase la pregunta que Dios
hizo a Jonás: “¿Te enojas tanto por la calabacera?” (Jon. 4:9) La fidelidad del Señor
significa que no fallará en disciplinar cuando fuera necesario, ni desamparará a su pueblo
mientras que la aplica. (1 Ped. 1:6 y 2 Cor.4:9) ¿No puede ver usted más en Dios, que en
cualquier persona o cosa que hubiera perdido? El es la Roca de la eternidad, “El mismo
ayer, hoy y por los siglos.” (Heb.13:8) Podría ser que dos o tres días hayan efectuado un
cambio triste en sus circunstancias; pero Dios es todavía el mismo de siempre, el tiempo no
hace ningún cambio en El. “Se seca la hierba, se marchita la flor; mas la palabra del Dios
nuestro permanece para siempre.” (Isa. 40:8)
—————————————————————————————————————
Aunque los creyentes viven en
medio de muchos problemas, no obstante con mentes quietas se guardan a sí
mismos en el silencio de la fe como si estuvieran dormidos. Esta actitud de
sumisión a Dios hace al espíritu del hombre apto para la comunión con Dios, y
acerca más las bendiciones. Entonces, ¡no más remordimientos, quejas y
argumentaciones! Póstrate quietamente a los pies de tu Padre, y di en toda
circunstancia y tiempo: “sea hecha la voluntad de Dios”.
————————————————————————————————————–
http://www.iglesiareformada.com/Flave_Misterio_Providencia.pdf

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario